Delito Fraude Fiscal

Delito Fraude Fiscal

El delito fraude fiscal se establece en el artículo 305 del Código Penal.

Se tipifica el delito contra la Hacienda Pública (Delito fraude fiscal) de la siguiente manera:

El que, por acción u omisión, defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago de tributos, cantidades retenidas o que se hubieran debido retener o ingresos a cuenta, obteniendo indebidamente devoluciones o disfrutando beneficios fiscales de la misma forma, siempre que la cuantía de la cuota defraudada, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o de las devoluciones o beneficios fiscales indebidamente obtenidos o disfrutados exceda de ciento veinte mil euros.

Pena de Cárcel por Delito de Fraude Fiscal

El autor del delito de fraude fiscal será castigado con la pena de prisión de uno a cinco años y multa del tanto al séxtuplo de la citada cuantía, salvo que hubiere regularizado su situación tributaria en los términos del apartado 4 del presente artículo.

Contactar con uno de nuestros abogados 

Otros elementos a tener en cuenta en el delito Fraude Fiscal

La ley señala dos elementos esenciales: Defraudación a la Hacienda Pública cuando la cuota sea superior a ciento veinte mil euros y que no se haya regularizado la situación tributaria.

Además la reforma de 2012 incluyó la defraudación europea por cantidades superiores a cincuenta mil euros y los subtipos agravados para organizaciones criminales, paraísos fiscales y uso de testaferros. 

Nótese que este delito penal tiene una redacción que busca especialmente la recaudación de lo defraudado ya que permite la exención de responsabilidad penal cuando haya regularización voluntaria del obligado tributario.

Es un delito de resultado que se consuma con la falta de liquidación definitiva llegado el plazo de ingreso o bien valiéndose de deducciones indebidas. No cabe la posibilidad de apreciar el delito continuado.

Es un tipo doloso y exige la existencia de un «ánimo defraudatorio» que se aprecia cuando el obligado tributario conoce su obligación de ingresar la deuda pero no lo hace. 

El abono de la totalidad de la cuota tributaria una vez iniciadas y notificadas las diligencias opera como atenuante y no como eximente ya que ésta solo tiene cabida si se regulariza la situación antes de la apertura del procedimiento penal. Expertos en Derecho Penal.

Las penas privativas de libertar van desde uno hasta cinco años, con sus correspondientes multas. El delito fiscal suele apreciarse en concurso con delitos de falsedades documentales.

La responsabilidad civil se equipara con la cuota triburia defraudada más los intereses de demora desde el momento en que nació la obligación de ingresar.

La consumación del delito fiscal determina el inicio del plazo de prescripción (5 años según art. 131 CP).

Quien defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica o local, eludiendo el pago de tributos, cantidades retenidas o que se hubieran debido retener o ingresos a cuenta de retribuciones en especie, o bien obteniendo indebidamente devoluciones o disfrutando de la misma forma beneficios fiscales, comete delito siempre que la cuantía defraudada supere los 120.000 Euros. Abogados Experit

Pena: prisión de uno a cinco años y multa de tanto al séxtuplo de la citada cuantía. Además, se impone al responsable la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante un período de tres a seis años. 

Cuando las conductas descritas en la figura anterior se cometan contra la Hacienda de las Comunidades y también cuando se defraude a los presupuestos generales de las Comunidades u otros administrados por éstas, eludiendo el pago de cantidades que se deban ingresar, o dando a los fondos obtenidos una aplicación distinta de aquella a la que estuvieren destinados, se comete delito siempre que la cuantía defraudada sea superior a 50.000 Euros. 

Pena: prisión de uno a cinco años y multa de tanto al séxtuplo de la cuantía defraudada.

Ver artículos 305 y 306 del Código Penal.

Además, si se condena igualmente a la persona jurídica, a la sociedad, le será aplicable la pena prevista en el artículo 310 bis del Código Penal. 

Dispuestos 24 horas a ayudar a quien lo necesite.
Siempre dispuestos. Consulte GRATIS.

¿POR QUÉ CONTACTAR CON NOSOTROS?

Más de 20 años trabajando en los juzgados de toda España nos aporta máxima experiencia sabiendo negociar y tramitar cualquier asunto independientemente de la urgencia del mismo.
En una hora estamos en el centro de detención.
Con una llamada localizamos donde se encuentra detenido su familiar o amigo.
Te damos un presupuesto cerrado. Ofrecemos facilidades de pago.
Serás atendido por los titulares de la Firma. No se derivan asuntos a Pasantes ni Becarios.
Despacho en Málaga

C/ Salvago nº 4, 1º Planta, 29005, Málaga

Como profesionales, en RINBER Abogados contamos con los mejores especialistas para asesorarle y defenderle en el momento que lo necesite. 

Nuestro Despacho se caracteriza por el prestigio, seriedad y distinción que por años hemos mantenido gracias a los óptimos resultados que brindamos a nuestros clientes. Nos gusta ofrecer un servicio confiable y personalizado para responder a todas sus dudas que puedan surgir en materia legal.

INFORMACIÓN Y RECURSOS

Noticias

Aviso Legal

Criminal Defense Lawyer in Spain
Avocats criminel en Espagne
Contacta con Nuestros Abogados Penalistas

Puedes dejarnos tu teléfono y nuestros abogados, a la mayor brevedad, atenderán tu consulta.

Abrir el chat
Urgencias 24hrs