Penas más duras por delitos de pornografía infantil

La pornografía infantil es uno de los delitos y crímenes más importantes y graves dentro de la legislación de España. Con el incremento de la tecnología, esta se ha multiplicado, pero a su vez, las acciones para eliminarla y procesarla.

En el año 2015 se aplicó una reforma para mejorar las sanciones relacionadas con la pornografía infantil y sus responsables. Dicho procedimiento de modificación se había manifestado desde el año 2011, con la intención de volverlo más rígido y eficiente.

A continuación, te explicaremos cuáles son las penas más duras por delitos de pornografía infantil y en qué se basa.

Penas más duras por delitos de pornografía infantil
Penas más duras por delitos de pornografía infantil

¿Qué es la pornografía infantil?

La pornografía infantil fue definida formal y legalmente por primera vez en el año 1989 por el Consejo de Europa. La misma se entiende como cualquier material visual o auditivo donde haya uno o varios menores involucrados en contextos sexuales.

Podemos ayudarle

En RINBER Abogados somos abogados penalistas.. Si necesita un despacho penalista con amplia experiencia, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre

Con el paso del tiempo diversas organizaciones y convenios legales de la región fueron ampliando la concepción de este término. En la actualidad se tiene una definición más explícita de los hechos registrados que se pueden considerar como pornografía infantil.

Por lo tanto, una serie de características importantes son las que se consideran actualmente como un material de pornografía infantil. Por ejemplo, la masturbación, muestra de genitales de los menores y hacia ellos, relaciones sexuales genital-genital, oral-genital, entre otras similares.

Es necesario que haya material visual para que se considere como un acto de pornografía infantil dentro de la legislación. Igualmente quedan excluidos todos aquellos materiales que son de carácter escrito, donde no se compruebe la edad de la víctima.

La única forma en que se incluya material de audio es que se realice una investigación que pruebe la autenticidad. Si se demuestra judicialmente que menores de edad estuvieron involucrados en dicho material, se procederá a realizar los castigos correspondientes.

Existen diferentes tipos de pornografía infantil, dependiendo de los métodos que se han utilizado para estos delitos de registros audiovisuales. Uno de ellos es la pornografía técnica, donde se hace pasar a adultos como menores de edad en los materiales.

Sin embargo, para estos casos se tiene que hacer una investigación legal exhaustiva para saber si dicha persona es menor. Por lo tanto, es decisión del Estado si sanciona a este tipo de actos cuando la persona es un mayor.

En el Convenio de Budapest se estableció la protección a menores de 18 años, como en el Convenio de Lanzarote.

Otros tipos de delitos relacionados con la pornografía infantil

Uno de los tipos de pornografía más frecuentes es la pornografía virtual, cuando los personajes del material no son reales. Los mismos están hechos a partir de trabajos de animación, pero con detalles muy precisos para asemejarse a la realidad.

Son penadas cuando las imágenes son elaboradas con el propósito de acercarlas a la realidad lo más que se pueda. En esta categoría se puede incluir a imágenes que son hechas a partir de ediciones y animaciones, creadas con ordenadores.

También se encuentra la pseudo pornografía infantil, que busca utilizar o manipular la imagen de un menor de forma indirecta. El menor no tendría contacto con el acto sexual, pero se utilizaría su voz o su imagen para estos hechos.

Al igual que el tipo anterior, la intención es que parezca muy realista la manipulación de la imagen para procesarla. Esto demuestra que el propósito es crear un escenario donde el menor se vea muy involucrado en el acto sexual.

Estos son los tipos de pornografía infantil que se conocen en la actualidad y que son penados por la ley. Hay circunstancias que pueden modificar ciertas actuaciones, aunque son penadas si se relacionan con los elementos de la vida real.

Para este tipo de actos sexuales penados no se toma en cuenta el consentimiento del menor para realizar el material. Eso se debe a que legalmente los menores de edad no poseen la madurez para participar de una forma razonable.

La difusión de pornografía infantil también es un acto delictivo, según la letra b del artículo 189.1 del Código Penal. Aquí se deben procesar a todos aquellos que comparten este tipo de material incluso si se trata de material extranjero.

Con esto ya se conocen los posibles escenarios que se relacionan con la pornografía infantil y que son penados legalmente.

Procedimiento legal y judicial de la pornografía infantil

Además de la difusión de esta pornografía, también se procesa legalmente la posesión de la misma para los gustos personales. Este tipo de casos se relaciona con actos de pedofilia si la persona es un mayor y consume dichos materiales.

Una población que se encuentra cubierta bajo estos reglamentos son las personas incapaces por impedimentos físicos o de tipo mental. Estos también son víctimas de este tipo de pornografía y son procesados bajo el sistema judicial y las normas relacionadas.

El acceso a páginas web a sabiendas de que contienen este tipo de material también se considera un delito procesable. Esto se debe a que de igual forma se está consumiendo este tipo de material delictivo, propiciando que se desarrolle.

Los espectáculos pornográficos con menores de edad también son penados, tanto para los organizadores como para quienes asisten a ellos. Por lo tanto, todos aquellos que se relacionen con los hechos tienen responsabilidad legal ante el Estado y sus instituciones.

En su mayoría, los involucrados con la creación de este tipo de material son pedófilos que sienten excitación con ello. La pedofilia es una parafilia o rasgo de la personalidad que se enfoca en este tipo de hechos y actos.

Como se trata de una parafilia, se puede considerar como un desorden psicológico al igual que otro tipo de ellas. Puede haber excepciones para algunas en considerarlas como trastornos, pero la pedofilia sigue siendo una actividad que requiere atención psicológica.

Los sistemas legales siguen trabajando para disminuir la producción de estos materiales y proteger la integridad de las posibles víctimas. Se quiere eliminar redes de pornografía infantil de forma rápida.

Para más información, contactar con nuestros abogados expertos en Pornografia Infantil

Rinber Abogados Penalistas

Sobre Manuel Rincón Bernal

Manuel Rincón Bernal, es un jurista español que ejerce como Abogado formando parte del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga. Manuel es especialista en derecho penal y es CEO de la Firma RINBER Abogados y reconocido como unos de los mejores Abogados Penalistas de España

Deja un comentario

Necesitas Hablar con un Abogado